¿A qué esperas para visitar Croacia?

Indudablemente, Croacia encanta a los turistas con sus fabulosas playas, unas de las más prestigiosas de toda la costa mediterránea. Salvajes, vírgenes y de una belleza envidiable, las playas croatas son perfectas tanto para una escapada romántica como también para disfrutar de una tarde en familia. Sin embargo, este destino europeo no solo se destaca por sus playas sino también por sus innumerables islas expandidas a lo largo de la costa. La claridad de sus aguas y su variada fauna marina hacen de Croacia el mejor lugar del Mediterráneo para nadar, bucear y practicar snorkel.

Todo viaje a Croacia exige una parada fundamental en Zagreb, la ciudad capital. Situada en el norte del país, a orillas del río Sava, la capital croata es dueña de una amplia oferta turística que maravilla a todos sus visitantes. Para los interesados en el turismo cultural, el Palacio Arzobispal, el Museo de Arqueología, la Asamblea Nacional Croata, la Academia de Artes y Ciencias, la Catedral de San Esteban, la Iglesia de San Marcos y Santa Catalina demandan visitas obligadas.

Por su parte, los fanáticos de los parajes naturales, los cerros de Zagorje, los lagos de Plitvice y los campamentos de esquí del Slieme son considerados atracciones imperdibles aquí en Zagreb. Si bien Zagreb es la capital croata, una de las ciudades más destacadas de este país europeo es Dubrovnik. Conocida como “la perla del Adriático” y declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta localidad croata es una verdadera obra maestra de arte y armonía.

Dueña de múltiples iglesias, catedrales, palacios y fuentes, el estilo arquitectónico de Dubrovnik cautivará sus sentidos. Entre los atractivos más importantes de la ciudad, se destacan las murallas, los monasterios francisco y dominico y la calle Stradum, principal punto de encuentro de quienes visitan esta ciudad croata. Por último, las excursiones a la Isla de Lochrum y el archipiélago de las Elafitas son también actividades muy elegidas por los cientos y cientos de viajeros que visitan Dubrovnik.

La ciudad de Split también tiene lo suyo. Ubicada en la costa adriática, este destino croata es el escenario perfecto para los amantes de la historia y el arte. El centro de la ciudad alberga el palacio del emperador romano Diocleciano -data del siglo IV-, considerado el clásico imperdible de la ciudad. A la hora del descanso, el paseo “Riva” es el sitio apropiado para relajarse y tomar ricos cafés en las terrazas de las confiterías. Finalmente, la oferta recreativa acaba con la excursión a Trogit, bellísima ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por otro lado, el turismo en Croacia implica también descubrir otras fabulosas localidades de este país europeo. Pula, Porec, Zadar y Osijek constituyen centros con un valor artístico, histórico y patrimonial incuestionable. Por su parte, Croacia cuenta con siete parques nacionales que ofrecen paisajes alucinantes. Para los amantes de la naturaleza y el contacto con el medio ambiente, el río Krka, la isla de Mljet, los archipiélagos de Kornati y Brijuni y las zonas montañosas de Risnjak y Paklenica son atractivos sobresalientes aquí en Croacia.

Este destino de Europa brinda una amplia propuesta de actividades para toda la familia. Ofrece la posibilidad de adentrarse en el mundo del buceo y el snorkel en sus playas paradisiacas o bien optar por el ecoturismo en sus Parques Nacionales. Asimismo, para los fanáticos de las excursiones y los tours guiados, las visitas a las Islas y los recorridos por los sitios de interés histórico y cultural de las ciudades croatas son excelentes opciones.

Croacia se destaca también por su exquisita gastronomía. Influenciada por múltiples culturas, la cocina croata cautiva hasta el paladar más exigente. Desde platos elaborados con calamares, mariscos y ostras hasta el tradicional Prsut -jamón disecado servido con aceitunas y queso de cabra-, los menús se adaptan a todos los gustos y bolsillos.

Este centro turístico europeo puede ser visitado en cualquier época del año puesto que el turismo en Croacia se hace presente en todas las estaciones. En este destino predomina el clima continental con veranos calurosos y secos e inviernos con temperaturas frías. Ya sea para pasar unas vacaciones en contacto con la naturaleza o bien vivir todo un viaje ligado al turismo cultural, Croacia se disfruta todo el año.

Los hoteles en de esta nación se ajustan a las necesidades y presupuestos de todos los turistas. Desde resorts de lujo de cadenas internacionales hasta hostels y populares bed & breakfast de tarifas más económicas, la oferta hotelera en Croacia es sumamente variada, inclusive para los turistas más exigentes, las categorías de 4 y 5 estrellas son excelentes opciones. De vistas increíbles e infraestructuras majestuosas, los hoteles de lujo en Croacia lo invitan a vivir unos días mágicos.

Durante todo el año hay numerosos vuelos baratos hacia el país y las promociones de aéreos a este destino turístico son requeridas por miles y miles de viajeros de distintas partes del mundo. Los aeropuertos que reciben la mayor afluencia de pasajeros son Zagreb, Dubrovnik y Split y ya sea para vuelos internacionales o para aéreos de cabotaje, estos aeropuertos cuentan con instalaciones modernas y personal altamente calificado para atender las necesidades de todos los viajeros.

Ciertamente las actividades turísticas de la nación han crecido exponencialmente en los últimos años, y te aseguramos una cosa, y es que quien venga a este destino europeo de seguro querrá regresar. La variedad de hoteles en Croacia, sus bellísimos parajes naturales, su exquisita gastronomía y la amabilidad de su gente hacen de este centro turístico europeo la mejor opción para sus próximas vacaciones.

¡Croacia, todo un mundo por descubrir! ¿A qué esperas entonces para planear tu visita?

Dejar un comentario